Fuente del Rey

Fuente del Rey

Priego. Este espectacular manantial aparece en el Inventario Andaluz de Georrecursos, donde se destaca que «la Fuente del Rey de Priego de Córdoba está asociada a uno de los frentes cabalgantes de Sierra Horconera

fuente del rey

LA FUENTE DEL REY, EN EL CASCO URBANO DE PRIEGO, Y LA ARBOLEDA SINGULAR QUE LA RODEA

No es habitual que dediquemos un capítulo a un enclave situado en mitad de una población, que además es el monumento más emblemático y admirado de la ciudad, pero el interés geológico y botánico que presenta la Fuente del Rey ha determinado que tenga cabida en una serie de artículos destinados a destacar aquellos parajes naturales más interesantes del municipio de Priego de Córdoba

Efectivamente, este espectacular manantial aparece en el Inventario Andaluz de Georrecursos, donde se destaca que «la Fuente del Rey de Priego de Córdoba está asociada a uno de los frentes cabalgantes de Sierra Horconera, perteneciente al Subbético Externo-Medio, que está en contacto con la Unidad Olistostrómica de la Cuenca del Guadalquivir. La surgencia se produce a partir de cavidades que hay en las calizas y dolomías del Lías y Dogger de la Unidad Horconera con la que está conectada. Las fluctuaciones de caudal que este manantial tiene a lo largo del año, en función de la pluviometría, son importantes, pero puede superar los 500 litros/segundo». Y como es normal, este importante recurso natural fue acondicionado con la construcción de una espectacular fuente en el lugar donde se cree que acampó Alfonso XI durante el asedio previo a la conquista definitiva de Priego en 1341. De este suceso tomó el manantial el nombre de Fuente del Rey.

Todo empezó en la segunda mitad del siglo XVI, cuando el Concejo de la Villa realizó una serie de obras de saneamiento y embellecimiento del paraje de la Fuente del Rey, situado extramuros. La intervención se centró en canalizar el caudaloso manantial que abastecía de agua a la población, sobre el que se levantó un amplio y rico frontispicio, terminado en 1585, que descansa sobre las rocas del nacimiento. Nos estamos refiriendo a la conocida como Fuente de la Salud.

Cerca del manantial se proyectó otra fuente de grandes proporciones, que, tras sucesivas transformaciones, fue terminada de construir en 1803. Diseñada en estilo barroco por Remigio del Mármol, se concibe con tres estanques de distinto nivel y forma alargada en la que predominan los contornos curvos. En el primer estanque se sitúa la escultura de un león luchando con una serpiente, obra atribuida al escultor neoclásico Álvarez Cubero. En el segundo, realizado por Remigio del Mármol, la figura central del monumento, una escultura de Neptuno y Anfítrite que cabalgan sobre un carro tirado por caballos que salen del agua. Desde éste, el agua cae al último estanque por una cascada, y acaba saliendo por el mascarón del Clero, llamado así por haberlo costeado el mismo. En la fuente manan 139 caños, muchos de ellos con mascarones de piedra de rostros fantasmagóricos.

JOSÉ AUMENTE RUBIO

Logo Egatrekking

No te pierdas las novedades senderistas

Suscribete y ponte al dia

Responsable del fichero: Rutas y Rios para envío de post relacionados con el senderismo. Legitimación: tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en SiteGround y Mailchimp EEUU y suscritos al EU PrivacyShield. Podrás ejercer Tus Derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos enviando un email a supersenderista@gmail.com.
Facebook
Google+
Twitter

Magazine Senderista

Collado del Navazuelo

Collado del Navazuelo En el extremo nororiental del término de Carcabuey se localiza uno de los rincones más sugestivos de las Sierras Subbéticas, una pequeña depresión entre montañas que sirve de conexión entre el poljé de la Nava de Cabra y el poljé de la Fuenseca. Vista del cortijo del Navazuelo En el extremo nororiental … Leer másCollado del Navazuelo

La Cueva de la Mina

La Cueva de la Mina Está a escasos metros de distancia de la que se supone es la cueva de Jarcas propiamente dicha Pinturas en la Cueva de la Mina         En el Catálogo de Cavidades de las Sierras Subbéticas , elaborado por el grupo de espeleología G-40, se hallan recogidas un total de … Leer másLa Cueva de la Mina

Circular por la Algaida

Sierra Algaida, Carcabuey

Por José Antº Espejo

Subida a la Algaida desde el Arroyo Valdecañas, por su cara norte, rodeándola completamente y ascenso a la Cumbre.

Trackers: Paco, MiguelA, JoseA                        27 de julio de 2018

            Barruntábamos desde hace tiempo la posibilidad de acometer una ruta nocturna, aprovechando la luna llena y la luminosidad que ofrece en campo abierto. Además, coincidía con un gran eclipse total de luna.

Decidimos visitar Sierra Algaida, en la vecina localidad de Carcabuey. A eso de las 22:30 h. partimos desde el cortijo La Raja, allá en la carretera A-339, cruzamos el arroyo Valdecañas, en los mapas arroyo de la Losilla y de inmediato tomamos el carril que sube a Puerto Escaño, el cual se iba estrechando conforme ascendíamos.

Alcanzamos el Puerto y poco más adelante la casilla del Puerto, ya en su cara S, nos refrescamos en la fuente, 23:40 h. y giramos hacia el O, rumbo al Paraje de Palojo. Unos 300 mts. después encontramos una bifurcación, la cual tomamos dirección N, abandonando el carril de Palojo, para emprender el ascenso por la cara S, hacia el collado del Trevejil, entre La Algaida y Sierra Encinillas.

Pronto llegamos al collado, donde un buen puñado de vacas, descansaban. Miguel apunto la posibilidad de hacer cumbre y sin pensarlo 2 veces iniciamos el ascenso, entre aulagas y enormes lentiscos, sin dar con el senderillo y en algunos casos teniendo que usar nuestras paupérrimas dotes de alpinismo, haciendo honor al pionero de esta disciplina, Francesco Petrarca, allá en el siglo 14, cuando ascendió a Monte Ventoso, en los Alpes.

00:45 h. Disfrutamos de nuestro bocata en la cumbre y de las maravillosas vistas que ofrece este alto, con una luna ya despejada de su eclipsada luz. 1:10 h. Volvimos por nuestros pasos de nuevo al collado y por un sendero sinuoso, polvoriento del “trajín de las vacas” y con muchas Cornicabras, dimos con el abandonado y muy pedregoso cortafuego que nos dejaría en el abrevadero cercano al olivar.

A la vera de una nueva alambrada, continuamos nuestra marcha, para dar con el carril de inicio de nuestra ruta, pero se ha habilitado un gran corral de vacas que corta ese antiguo paso. Cambiamos de rumbo hacia el N a través de una hermosa finca de grandes y productivos olivos y chaparros centenarios hasta dar con el punto de inicio, 3:00 h.

Enriquecedora ruta por la singularidad de la noche y la bonita y bregosa sierra que todos los amantes de la montaña, deberíais conocer y además en inmejorable compaña.

A más ver.

 

Logo Egatrekking

No te pierdas las novedades senderistas

Suscribete y ponte al dia

Responsable del fichero: Rutas y Rios para envío de post relacionados con el senderismo. Legitimación: tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en SiteGround y Mailchimp EEUU y suscritos al EU PrivacyShield. Podrás ejercer Tus Derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos enviando un email a supersenderista@gmail.com.

Campo Nubes

Campo Nubes

Pocos lugares tienen un nombre tan evocador como esta aldea de Priego, a la que se llega por la carretera A-333, y donde está el torreón del Morchón

camponubes

Vista de la torre del Morchón desde el valle del río Salado, rodeado de cultivos de membrillos.

Logo Egatrekking

No te pierdas las novedades senderistas

Suscribete y ponte al dia

Responsable del fichero: Rutas y Rios para envío de post relacionados con el senderismo. Legitimación: tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en SiteGround y Mailchimp EEUU y suscritos al EU PrivacyShield. Podrás ejercer Tus Derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos enviando un email a supersenderista@gmail.com.

Pocos lugares tienen un nombre tan romántico y evocador como la aldea prieguense de Campo Nubes. A unos 15 kilómetros al norte de Priego de Córdoba, por la carretera A-333, se puede llegar a esta cortijada de la que se tienen pruebas documentales que existía al menos desde el siglo XVIII. En el Diccionario de Pascual Madoz, escrito a mediados del siglo XIX, se define como «una aldea de la provincia de Córdoba, partido judicial de Priego: está situada a ¼ de legua al norte de Zamoranos, de cuya jurisdicción pedánea depende». Su población era por entonces de 8 vecinos y 28 almas. En la actualidad, cuenta con 35 habitantes, y como el resto de aldeas de Priego, es un reducto de usos y costumbres tradicionales, amparo de artesanía y arquitectura popular, y de un modo de vida remansado y tranquilo.

Los orígenes de esta aldea está en relación con una importante vía de comunicación que la atraviesa de norte a sur, la colada del Camino Real de Córdoba a Granada, actual vía pecuaria; y surge al amparo de la torre atalaya medieval de El Morchón, a la que prestaremos especial atención.

Una actividad desarrollada en el entorno de esta aldea fue la explotación minera de almagra. Ramírez y las Casas-Deza decía, a mediados del siglo XIX, que las minas de hierro particularmente abundantes en Campo de Nubes, a legua y media de Priego, en el cerrito que nombran la Montijana, donde en la actualidad se pueden ver los restos de una antigua explotación minera. Y añadía el mismo autor: «al oeste y a poca distancia de Campo de Nubes hay un banco pequeño de lápiz encarnado de mejor calidad que el estrangero».

En el centro de la aldea se encuentra la ermita de la Inmaculada, de planta rectangular y muros de piedra. Fue construida en 1951, en el solar de otra anterior dedicada a la Santa Cruz. En su exterior destacan dos contrafuertes y un antiguo humilladero con la antigua cruz, cuya fiesta se celebra el 3 de mayo. Poseía hermandad, que organizaba función y procesión.

Cerca de la aldea, a un kilómetro por el acceso sur, en un talud de la carretera CO-7201, está el pequeño retablo rural de la Virgen de los Llanos o de la Virgencita, cobijada en una pequeña hornacina construida con piedra en el solar de una antigua cruz ya desaparecida. Está dedicada a la advocación de Lourdes, cuya imagen, una reproducción de pequeño tamaño hecha con cemento blanco, despierta gran devoción entre la población que le lleva flores todo el año. Se trata de dos montículos construidos a base de unir con cemento pequeños trozos irregulares de piedra caliza.

En la cima de uno de ellos se enclava la hornacina, un hueco sobre el que se ha colocado una piedra plana a modo de dintel. Al lado del montículo de piedras en el que está enclavada la hornacina, hay otro con la misma altura y con una finalidad que presuponemos ornamental.

EL MORCHÓN

En el punto más elevado de un cerro de extraordinario emplazamiento estratégico que se extiende al norte de Campo Nubes, a 514 metros de altitud, se localiza el torreón del Morchón. Aunque presenta un amplio horizonte de visibilidad, no cuenta con importantes recursos naturales de defensa, a excepción de la zona noroeste por la que caen sus pendientes casi en talud sobre el curso del río Salado.

Este torreón lo podemos incluir dentro del grupo de las torres cilíndricas, macizas hasta los cinco o seis metros de altura, presentando una cámara en la parte superior cubierta muy probablemente por una bóveda construida por lajas o ladrillos por aproximación de hiladas, ya que a la altura de la hipotética techumbre y por el interior, se aprecian los arranques de la bóveda, y en el exterior sobresalen tres ménsulas que denotan la presencia del suelo de una planta, posiblemente a modo de matacán corrido.

La torre del Morchón se eleva y consolida por el doble muro sur del recinto fortificado del mismo nombre, fechable en época romana y que debió de servirle de defensa. Debemos considerarla como una de las torres más insustituibles, pues desde ella se divisaban en la época otros puntos importantes como Alcaudete, Torre Alta, Torre del Espartal, Torre Alhama y Torre Morana, distando ésta unos 15 kilómetros.

Según Arjona Castro, el topónimo Almorchón sería un aumentativo de Almarcha (del árabe al-Mary), nombre que hace alusión a una población situada en vega o tierra baja. Ciertamente, esta torre se ubica en una zona más baja que el resto de torres del campo prieguense y junto a un cauce fluvial, como es el río Salado. Sin embargo, según Carmona Ávila, director del Museo Histórico de Priego de Córdoba, esta torre es de factura cristiana en virtud de sus características constructivas.

Recinto fortificado

En la zona noroeste del cerro han aparecido abundantes restos de sílex, procedentes posiblemente de un taller de época Epipaleolítica. También se encuentran cerámicas de época romana y árabe muy revueltas y mezcladas junto con otras de difícil catalogación. Toda la superficie de la meseta se halla surcada por serpenteantes zanjas semiderruidas, probables trincheras abiertas durante la Guerra Civil, ya que en esta zona se situó el frente entre los dos ejércitos combatientes.

Según aparece en la base de datos del Patrimonio Inmueble de Andalucía, en la Venta Vieja del Morchón, en el extremo noroeste del cerro, cerca del río Salado, han aparecido abundantes fragmentos de cerámica común y fragmentos de tegulae.

José Aumente Rubio

Magazine Senderista

Tiñosa Sur

Tiñosa Sur

Priego. Erase una vez 5 locos que subieron a la Tiñosa 1569 m. en pleno mes de julio

Tiñosa
Barranco de Las lanchas

     

Aún no siendo la época más apropiada para subir a esta enorme y difícil montaña, bichejos, hierbajos secos y calor, no pudimos resistir la tentación de acometer una nueva subida a la Tiñosa por su cara meridional, vertiente mas infrecuente para los que tenemos cerca esta cumbre.

Partimos del cortijo Alto de Torres y de inmediato andábamos por el bonito Valle de Cañatienda y el cortijo en ruinas, para empezar a subir por la Loma inicial del Barranco de las Lanchas, zona con más cobertura de matorral, pero con un senderillo bien marcado. Topamos con el Tajo de las Vereas desviándonos a la izquierda para ascender por las grandes lanchas de piedra que dan nombre al barranco.

La pendiente se iba haciendo cada vez más exigente y las piernas empezaban a sufrir, “sarna con gusto no pica”, máxime con las estupendas suelas Vibran, que calzaba el pensionista Wen.  Llegamos al pie de la cueva del Morrión y empezamos a rodearlo para alcanzar su cumbre y visitar la Sima del mismo nombre, que no habíamos visto en anteriores ocasiones.

Cresteamos el senderillo hasta el geodésico, repusimos fuerzas y volvimos por nuestros pasos hasta el resbaladizo sendero que baja hasta Puerto Mahina. Antes de llegar al puerto, nos desviamos dirección sur hasta alcanzar de nuevo el Valle, pasando por la Fuente de Cañatienda con intención de seguir el cauce del arroyo y visitar el precioso bosque que lo abriga, las centenarias encinas, como la del Tejón y por ultimo la Sima de los 7 Pozos.

La calor que ya imperaba nos obligó a abandonar este último tramo, para una próxima vez, a ser posible cuando el agua corra por el arroyo, Ajolá podamos verlo.

Celebramos la oficialidad de la jubilación de Wenceslao y disfrutamos de la calidad de sus Chiruca.

Me aguó la fiesta la enorme canallada y maltrato llevado a su máximo esplendor, que sufre un precioso perrillo de agua, negro, atado a una cadena al sol de plano, con un mugriento y oxidado bidón que manaba calor, a la intemperie en invierno también, sin apenas agua y comida, en el Cortijo Alto de Torres y durante años. Lamentable.

Por José A. Espejo

Suscríbete a nuestro boletín

Rutas y Ríos

Logo Egatrekking
Facebook
Google+
Twitter

Sierrecilla de la Trinidad

trinidad

Sierrecilla de la Trinidad

En esta zona se encuentran algunos cerros que aún mantienen impenetrables áreas de vegetación natural, cada vez más acosadas por el avance del olivar

trinidad
Restos de la torre de la Sierrecilla de la Trinidad

     Fuera de los límites del parque natural de las Sierras Subbéticas, también se encuentran algunos cerros que aún mantienen impenetrables manchones de vegetación natural, cada vez más acosados por el avance del olivar, cuando no por canteras que se van comiendo poco a poco sus laderas. Uno de estos últimos refugios de naturaleza silvestre es la Sierrecilla de la Trinidad, situada al sur de Priego de Córdoba, entre las carreteras A-333 y A-4154 o de Algarinejo, levantada a su vez sobre la colada del camino de Loja.

El arroyo de los Arroyos, de redundante denominación, marca su límite septentrional y la separa del vecino cerro del Hambre, donde parece que el olivar va ganado la batalla al monte más contundentemente. En cualquier caso, por este flanco, una espectacular cantera ha asestado un enorme bocado y amenaza con acabar destruyendo totalmente el cerro del Lobo, que, con sus 944 metros de altitud, es la cota más alta de la Sierrecilla de la Trinidad.

Por eso resulta más agradable acometer la subida a esta pequeña sierra desde el sur, partiendo de unos altos llanos situados a los pies de la Tiñosa, a los que se llega después que la carretera A-333 remonte un puertecillo. Entre los kilómetros 24 y 25 de dicha carretera, a mano izquierda viniendo desde Priego, surge un camino desde el que podemos comenzar la marcha, en cuyo inicio encontramos una casetilla de uralita, a modo de improvisada parada de autobús. El camino atraviesa en su primer tramo un olivar, pero al borde del mismo se disponen buenos ejemplares de encinas y algunos matorrales de coscoja, matagallo, jara blanca, retama, torvisco, hiniesta, aulaga y, sobre todo, enebro, muy abundante en toda esta sierrezuela.

Dejaremos a la derecha un chalet y, antes de llegar al cortijo del Puente, debemos desviarnos por un carril a la derecha que se retuerce para girar hacia al sur y luego de nuevo hacia al norte, ganando altura progresivamente. Al principio, se interna por una zona boscosa donde se van añadiendo nuevas especies arbustivas como la olivilla, el espino negro y la zarzaparrilla, y, especialmente en primavera, multitud de especies anuales, entre las que cabe destacar la bella orquídea mariposa.

Llegaremos a un olivar que se ha infiltrado en mitad del monte. El camino prosigue por la linde del olivar hasta el final del mismo, donde debemos buscar una senda que se abre paso entre el matorral y continúa ascendiendo en la misma dirección. A partir de que lleguemos a los restos de una era, el monte se va despejando, y avanzaremos por una ladera donde abundan los majanos y muros de piedra, lo que denota que estos terrenos hoy abandonados antaño eran explotados de manera rudimentaria. Entre la hierba, crece abundantemente la orquídea piramidal.

Al coronar el cerro del Lobo, comprobaremos que en la cumbre se encuentran los restos de una vieja construcción. Se trata de una torre atalaya cilíndrica hecha de mampostería, con cuerpo inferior macizo y que se conserva en una altura máxima de 1,90 metros, siendo el diámetro de la edificación de 4,40. Se conoce como torre de la Sierrecilla de la Trinidad, y desde su supremo emplazamiento se disfrutan buenas vistas de las sierras de la zona. Es posible que la Torre de la Sierrecilla de la Trinidad fuese una de las atalayas construidas por los nazaritas entre 1332 y 1341, cuando la ciudad estuvo bajo la dominación del reino nazarí de Granada antes de la definitiva conquista cristiana.

La funcionalidad de esta torre pudo ser la de la de controlar por el sur los avatares que pudieran afectar a la ciudad de Baguh (Priego), de la que dista unos 4 kilómetros, y ponerla en conexión con otras atalayas del entorno, siendo las más cercanas la de la Pata de Mahoma, la del Espartal, la de Uclés, la del Calvario Viejo y la posible torre de Peñasdoblas. También pondría en conexión a Priego con las vecinas tierras granadinas de Algarinejo y la antigua población de Lagunillas, hoy aldea de Priego.

Padres del Carmen

Al otro lado de la carretera A-333, pero en la misma ladera que desciende desde el cerro del Lobo, se dispone otro manchón de matorral sobre el que asoman, además de las habituales encinas, las copas de algunos pinos. Un par de carteles metálicos situados a un lado y otro del camino por el que se accede desde la carretera nos indican, por un lado, el nombre de la finca (Cortijo Padres del Carmen) y, por otro, que se trata de una propiedad privada, con el expeditivo mensaje de «Prohibido el paso».

Desde la carretera se divisa una hermosa casa de campo rodeada de algunos cipreses. El cortijo de Padres del Carmen es un edificio singular que ha merecido su inclusión en el inventario de cortijos, haciendas y lagares de la provincia de Córdoba (Nivel 2), elaborado por la Consejería de Obras públicas y Transportes de la Junta de Andalucía. En dicho catálogo, se describe como una construcción de pequeñas dimensiones y estructura cerrada en torno al patio, relacionada al parecer con el cultivo del olivar, aunque sin molino. El señorío, de dos plantas, destaca en fachada con un mirador semicircular y una terraza ajardinada; a partir de la vivienda principal se disponen otras secundarias, piezas de servicio y una cochera.

Parece obra de comienzos del siglo XX y, al igual que otras edificaciones del término de Priego de Córdoba, es un asiento en el que prima la componente residencial frente al reducido tamaño de las dependencias de labor. En una cañada situada al oeste del cortijo se ubica la fuente Palomares, manantial de poco caudal, con una alberca muy deteriorada, junto al que crece un plátano de sombra de gran porte, referente básico para su localización.

José Aumente Rubio

Suscríbete a nuestro boletín

Rutas y Ríos

Por José A. Espejo

Facebook
Google+
Twitter

Magazine Senderista

El calvario viejo

El Calvario Viejo

Priego. El recorrido por esta zona depara encuentros con elementos naturales y arqueológicos, además de disfrutar de un privilegiado mirador que ofrece grandes vistas a Priego.

calvario viejo
Sendero del Calvario Viejo, con la Tiñosa al fondo.

          En el Calvario, explanada natural que se eleva sobre Priego de Córdoba y desde donde se divisa todo el paisaje de sierras, aldeas y olivares, prevalece una pequeña ermita que, aunque data del año 1700, volvió a construirse de nuevo el año 1939. Está rodeada de cruces de piedra y representa un lugar de visita obligada cada Viernes Santo, donde todo el pueblo se da cita para recibir la bendición de Jesús Nazareno.

Habla la tradición de un Calvario viejo situado cerca de la Tiñosa y del que apenas se tienen referencias documentales. Su existencia debió de ser anterior a 1593, pues este año ya había en la meseta que ocupa el actual un humilladero que servía a los mismos fines: era un lugar de devoción con cruz o imagen para que los peregrinos orasen antes de entrar a la población o al salir de ella.

Cualquiera que consulte el mapa topográfico de los alrededores de Priego puede comprobar como al sur de la población, en dirección a la Tiñosa, se dispone un prominente cerro que se eleva por encima de los 900 metros, y que precisamente se denomina Calvario Viejo; y es, por tanto, fácil suponer que allí estuviera ubicada la primitiva ermita de la que no quedan restos, pero que conserva su memoria en el nombre del cerro que la acogió.

Un recorrido por el cerro del Calvario Viejo nos deparará interesantes encuentros con elementos naturales y arqueológicos, además de disfrutar de un privilegiado mirador natural de Priego y sus alrededores. Podemos empezar el recorrido en la salida de Priego por la carretera A-4154. Pasado el kilómetro 54 surge, a la derecha, un camino señalizado como ruta de senderismo y que no es otra que la colada del camino de Loja, vía pecuaria de cinco metros de anchura que unía ambas localidades. El camino asciende suavemente hasta un collado, bordeando por el este el cerro del Calvario Viejo, a nuestra derecha; y dejando a la izquierda y más abajo la carretera de Algarinejo.

Avanza rodeado de olivos, algunos almendros y frondosos manchones de zumaque, ofreciendo buenas vistas del valle del río Salado y de la sierra de Albayate. Al llegar a la parte más alta, antes de iniciar el descenso, comprobaremos que el camino se bifurca. Debemos tomar el ramal de la derecha (desestimando el que viene señalizado como sendero o camino natural) y al momento veremos que surge un nuevo desvío a la derecha, por donde continuamos. Esta variante rodea por el sur el cerro del Calvario viejo hasta llegar a unos cortijos situados cerca del arroyo de Montenegro.

Debemos estar atentos para localizar un sendero que se inicia a la derecha y asciende por la cuerda de este cerro que muestra una disposición alargada de sur a norte. Aunque bastante empinado, esta estrecha senda es muy agradable de recorrer.

Entre las plantas más atractivas y con colores más llamativos cabe citar la berza silvestre (Moricandia moricandioides), el junquillo azul (Aphyllantes monspeliensis), de hermosas flores de azul intenso, y la zulla (Hedysarum coronarium), bello endemismo del oeste de la región Mediterránea, cuya distribución en Andalucía occidental (Litoral gaditano, Campiña Baja gaditana, Grazalema y Algeciras) debe ampliarse a la comarca de la Subbética cordobesa.

Al coronar el cerro de 917 metros de altitud encontramos los restos de una atalaya, conocida como torre del Calvario Viejo. A partir de aquí el sendero llanea por una alargada loma que va girando hacia el oeste, dando lugar a un cerrado valle repleto de olivos que desciende hasta el arroyo Montenegro, detrás del cual se disponen el cerro del Hambre, la sierrecilla de la Trinidad, y, cerrando la panorámica, la Tiñosa. Del otro lado, hacia el norte, las vistas de la ciudad de Priego son espectaculares. Desde la parte más baja de la loma parte un sendero hacia el norte, que acaba transformándose en un camino que desciende hasta Priego. Antes de llegar se ramifica en varios caminos, por lo que podemos acceder a la población por diferentes zonas.

Camino de la Torre

Se trata de una torre atalaya cilíndrica de mampostería con cuerpo inferior macizo. Tiene un diámetro 5,65 metros y tan sólo se conserva la parte baja, hasta una altura 1,60 metros. La torre se emplaza en una cota a unos 917 metros de altitud y desde ella se domina por el sur la ciudad de Priego, situada a unos dos kilómetros.

También se posee conexión visual con los emplazamientos destacados donde se ubican las atalayas de la Sierrecilla de la Trinidad, el Espartal, la Pata de Mahoma, Uclés, Oliva, de las Cabras o de Azores, las tres torres (Alta, Media y Bajera) y El Esparragal. Asimismo, se domina el castillo de Carcabuey.

Es posible que la Torre del Calvario Viejo fuese una de las atalayas construidas por los nazaritas entre 1332 y 1341, cuando la ciudad estuvo bajo la dominación del reino nazarí de Granada antes de la definitiva conquista cristiana.

Rafael Carmona Ávila propone como hipótesis que su origen fuera bastante anterior al periodo bajomedieval asociado a la frontera castellano-nazarita y tuviera que ver más bien con la defensa de Madinat Baguh por parte del Estado omeya en el contexto de la fitna de finales del siglo IX y principios de la centuria siguiente, que puso en cuestión el poder del emirato omeya de Córdoba frente a los rebeldes muladíes.

De este modo, esta torre, junto con otras cercanas, defendería los accesos por el sur y por el este de la ciudad, priorizando el valle del río Salado (‘wadi Baguh’), auténtico pasillo natural que conectaba la ciudad islámica capital de la cora con Peñas Doblas, que se ha propuesto como base del rebelde Ibn Mastana, y que se encontraba tan sólo 6 kilómetros lineales de distancia, en las estribaciones de la sierra de Albayate.

José Aumente Rubio

Suscríbete a nuestro boletín

Rutas y Ríos

Por José A. Espejo

Facebook
Google+
Twitter

Magazine Senderista

Por José A. Espejo

Facebook
Google+
Twitter

Magazine Senderista

Travesía Convivencia 2018

Travesía de Convivencia Omeya-Nazarí 2018

junquillo
Rotonda de la Ciudad de los Niños

    29 de abril de 2018

Otro año más realizamos la travesía por nuestra querida Subbética, para mostrar nuestras modestas sierras a nuestros amigos granadinos, ruta que discurrió nuevamente por tierras Zuhereñas.

Partimos desde la carretera de la cueva, 80 personas aprox., rebosantes de juventud, por el llamado “Camino de las Aguas”, a media ladera del cerro de Montosa, por un bonito, sinuoso y algo aéreo sendero que nos llevaría al cañón del Bailón por su cara oeste. Disfrutamos de unas bonitas vistas al fondo del cañón y a las variadas covachas que se apreciaban en el cerro de enfrente, el Zumacal, en cuya cima también se avistaban las ruinas del elevado cortijo Hoyo Hondillo

Descendimos hasta llegar a la altura del Bailón y en la “junta de los ríos”, tomamos dirección este, por el frondoso sendero que circunda el bonito arroyo de la Zarza, que en esta ocasión si llevaba agua, a medio camino paramos para reponer fuerzas y seguir hasta la fuente del mismo nombre. Continuamos por un bonito valle que discurre por la cara sur del Cerro Montosilla, entre espinos y maoletos hasta alcanzar las ruinas del cortijo los Prados de Luque, donde uno de nuestros acompañantes granadinos “perdió el norte”, poco después apareció. 

Enlazamos con la colada de Zuheros a Priego y entre chaparros y piedras buscamos la celebérrima Fuente del Espino, disfrutando de unas hermosas vistas al este del Pecho del Canalizo, en cuyo pie norte, se halla el cortijo caprino de la Osa y el cerro del Abuchite o Buitreras.

Rodeados de tan vistosos cerros, además de los Cerrillos Altiveros, el Charcón y la campiña de Luque, Baena y Carteya al norte, nos hicimos las fotos de rigor y regreso al autobús por la mencionada colada, hasta el Llano del Moro más conocido como Llano de las Alpacas, ya en las inmediaciones de la cueva neolítica de los Murciélagos.

Vuelta a cabra, jiji jaja y excelente comida de convivencia la que nos sirvió Bar el Junquillo, acompañada de unos deliciosos pestiños y gajorros caseros hechos por nuestras féminas. Después nos fuimos a visitar los patios y cruces del típico barrio del Cerro, deleitando a nuestros colegas granainos.

Hasta el año que viene donde daremos un giro radical, para rutear por las Sierras de Carcabuey o Priego (Tiñosa, Bermejo, Gallinera….).

Gracias por tan encomiable compañía,     ¡nos vemos en los Lavaderos de la Reina!

José Antº Espejo

Suscribete a nuestra Newsletter

Rutas y Ríos

Logo Egatrekking
Logo Egatrekking

Por José A. Espejo

Facebook
Google+
Twitter

Magazine Senderista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Download Premium Magento Themes Free | download premium wordpress themes free | giay nam dep | giay luoi nam | giay nam cong so | giay cao got nu | giay the thao nu