Zeus

Zeus hijo de Rea

El Lucero o Raspón de los Moriscos

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on telegram

Donde dormir, como llegar, donde comer y divertirte

Almijara y Tejeda

11 de febrero de 2018

Fastuosa ruta la que nos mostró Antonio Luna, gran experto y conocedor de estas Sierras Almijareñas, este domingo y de manera improvisada.

Nos desplazamos a la Resinera, en las inmediaciones de las localidades de Fornes y Játar y avanzamos por el carril hasta la barrera del Puente de Cambrils sobre el rio Cacín, donde dejamos el coche.

Continuamos por el carril hacia el S, hasta dar con Cuesta Parda (1202 m.), donde el sendero habitual de subida al Lucero parte a nuestra derecha entre un espeso y exigente pinar.

Seguimos el carril dejando a nuestra izquierda E, la Loma de Ubares (1395 m.), los Palancares (1483 m.) y finalmente el Cerro de los Machos (1589 m.) y Puerto Blanquilla. Al O se hacía evidente el Raspón de los Moriscos hacia la cumbre del Lucero (1779 m.) hasta llegar al Puerto de Frigiliana donde repusimos fuerzas.

Cambio de rumbo para abordar el Lucero por su cara sureste, por un senderillo tenuemente marcado y con mucha nieve hasta asomarnos al Mirador del barranco del Higuerón, Cerro del Cisne (1485 m.), sierra de Competa, Venta Panaderos y el Mediterráneo al fondo.

Siguiendo los hitos de piedra de esta atípica subida al Raspón, ya con menos nieve, ascendimos con bastante esfuerzo debido a lo agreste y empinado de esta imperativa vertiente hasta la atalaya próxima a la cumbre, que nos revelaba el sendero habitual y unas excelentes vistas a la cara noroeste con el Lucerillo o cerro de los Mosquitos (1687 m.), prácticamente nevado y helado en esta cara y el Puerto de la Perdiz.

Disfrutamos de las majestuosas vistas de esta cumbre, la antigua caseta de los Civiles, que servía de puesto de control para la persecución de los Maquis y contrabandistas propios de la postguerra y una España en miseria.

La afluencia de gente iba en aumento y eran evidentes los motivos para visitar este pico.

Eran palmarios los grandes altos de esta cordillera, hacia el este, Salto del caballo (1643 m.), Cabañeros (1642 m.), Navachica (1831 m.), Alto de la Mina (1689 m.) y más cercanas, La Cadena (1645 m.), Piedra Sillada (1678 m.), etc.

En el oeste se vislumbraban, la Loma de las Vacas (1462 m.), Rajas Negras (1643 m.), Albucaz (1726 m.), Cerro del Sol (2064 m.) y la imponente Maroma (2069 m.), al fondo se intuían también el Peñón de Gibraltar y las montañas marroquís del Rif entre otras.

Emprendimos el descenso por el sendero en zig zag y algo aéreo, que recorre la cara noroeste hasta llegar al Colaero de los Mosquitos, a partir del cual ya pisábamos la pared norte completamente nevada del Lucerillo, ¡espectacular!, hasta el puerto de las Perdices, donde viramos hacia el norte buscando el regreso a Cuesta Parda y Cambrils donde dejamos el coche, en un largo descenso.

Como siempre que somos guiados a una nueva aventura montañera de la mano de Antonio, volvemos a disfrutar y comprobar cuan pequeños somos ante la desmesurada y colosal madre naturaleza.
Gracias maestro, esperamos la próxima.

Wenceslao, Pepe, Antonio y el que suscribe.

José Antonio Espejo

Quieres ser el primero en recibir buenos post

¡suscribete!

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra política de cookies.