Valle del Genal Alto

13 de noviembre de 2016

Bien podría llamarse esta ruta, El Bosque Encantado II, por lo frondoso, extenso y por su belleza cromática.

Partimos desde la localidad de Parauta, en el Genal Alto, en un pronunciado descenso por el Camino del Molino hacia el fondo del valle en la cara oeste del cerro Manzanera, a través de un enorme castañar esplendoroso, salpicado por algunos zumaques y madroños para llegar a la confluencia de los arroyos Algorma y Los Granados, afluentes del Genal, que a partir de aquí sigue su curso. Ya casi en el fondo disfrutamos de un paisaje aún más bonito si cabe, por la presencia de enormes álamos y chaparros que daban un bello colorido al grandioso bosque.

Cruzamos los arroyos, escasos de agua y emprendimos dirección Cartajima a través de otro de los múltiples carriles que configuran este bosque, el llamado Camino de Igualeja, en un exigente ascenso entre castaños, hasta llegar al célebre Castaño Arenas, donde nos hicimos unas bonitas fotos que denotan lo pequeños que llegamos a ser ante la madre naturaleza, 17m. de altura, 7 de perímetro. y 300 años. En Cartajima tomamos nuestro ansiado bocata y pudimos presenciar los enormes Riscos que abrigan esta localidad, capitaneados por sus 2 grandes cumbres, Cerro Melhacer y Cancha de Almola de la Sierra del Oreganal, hacia el norte.

Hacia el este divisamos la Sierra de las Nieves con su majestuoso y elevado Pico Torrecilla.

Desandamos este trayecto hasta llegar de nuevo a la “junta de los ríos”, para tomar dirección sureste hacia Igualeja, de nuevo entre castaños llegamos a la localidad, no sin antes deleitarnos con un bonito huerto de frutales, aguacates incluidos “a la vera” del arroyo Hiladero, nos acercamos al famoso nacimiento del Río Genal e hicimos una pequeña visita turística, cervecita incluida y fotos de rigor.

Último destino de nuestra ruta, Parauta, salimos de Igualeja, por la curiosa calle de la Tetona, con un caminar bastante empinado y empezamos a encontrar lo que ya vislumbramos habida cuenta del gentío que paseaba por las calles de Igualeja, muchas familias al completo, grupos senderistas, mucha gente en definitiva, que aprovecharon este día gris para recorrer el eximio sendero entre ambas localidades.

Premio a nuestro esfuerzo, fue este último trayecto, que era especialmente agraciado, al tratarse de sendero estrecho, con sube y baja continuo e imperativo, hasta que finalmente llegamos a Parauta por el cerro de la Higuera.

Punto y final a la que posiblemente sea una de las más atractivas rutas de nuestra querida Al Andalus, con deguste de castañas y bocata incluido y que enriquecimos con la excelsa presencia de Miguel, Miguel A, Maolet, Pepe y el que suscribe.

JoséA Espejo

Deja un comentario

2 + tres =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Download Premium Magento Themes Free | download premium wordpress themes free | giay nam dep | giay luoi nam | giay nam cong so | giay cao got nu | giay the thao nu
¡ya te vas!

Suscríbete y no te pierdas las fantásticas novedades senderistas