Zeus

Zeus hijo de Rea

Mirador del Lobo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on telegram
Mirador del Lobo torremolinos
Sierra de Mijas

Hay playas que invitan a mirar hacia el interior tanto como hacia el mar, por lo mucho y lo muy bonito que descubre uno por ese lado. Esto le ocurre a las playas de Torremolinos, que tienen que vérselas con los montes de Torremolinos, un macizo de roca caliza que dividimos en tres, de poniente a levante:

Cerros del Viento, Sierra Llana y Sierra del Cañuelo.

30 de octubre de 2021

Grandiosa e inesperada ruta nos preparó Luis este día por tierras malagueñas, Mirador del Lobo, Torremolinos.

Arrancamos desde el Pinillo, cercanías de Carrefour, por una pista asfaltada y pronto nos desviamos hacia el paraje de los Pinillos, cruzando el arroyo seco de la Cueva de la Higuera y de los Pinillos después.

El sendero comenzó a empinarse, dibujando un precioso zigzag pétreo que hacía posible ascender por el enorme y exigente barranco que nos llevaría al Mirador del Lobo, lugar con bonitas vistas a la costa y a toda la Sierra de Torremolinos: Tronconal, Puerto del Blanquillo, Llanos de los Pajaritos y los altos de Jabalcuza y las Palomas que eran nuestros próximos objetivos del día.

En lontananza se vislumbraban las Sierra de Mijas, Calamorro, Peña del Ahorcado, Puerto del Madroñal, Sierra del Espartal………………., lomas de poca entidad, pero de gran pendiente, al partir de 50-100 msnm.

En el bonito refugio-albergue cercano dimos cuenta de nuestras viandas y suculentas aceitunas del año, Made in Juli y continuamos por un bonito senderillo en descenso con abundante vegetación (pinos, coscojas…) que nos llevaría pronto a los Llanos de los Pajaritos. Frente a nosotros se levantaban los altos objetivo de hoy.

Dirección norte por un “bregoso lapiaz”, ascendimos hasta el alto de Jabalcuza, 605 m. pasando previamente por una curiosa sima de escasa profundidad, fotos de rigor y continuamos por un suave cresteo con abundantes roquedos, hasta el Pico de las Palomas, 599 m.

El trasiego de senderistas era abundante por estos parajes, lo que nos hizo conocer algo de toponimia de la zona y disfrutar de algunos monumentos malagueños.

El descenso lo llevamos a término por el infinito barranco sureste de las Palomas, Sierra del Cañuelo, a través, de un sinuoso y angosto sendero-correntia de agua, (Camino del Agua), de un caminar bastante técnico y pendiente y ramal de la Gran Senda de Málaga, hasta un pequeño paso aéreo y vertiginoso, no apto para cardiacos, de belleza extrema, todo ello entre abundante flora, predominantemente coscojas, romero y tomillo.

Vuelta al coche, donde Luis nos tenia preparada una grata sorpresa, botellines fresquitos y el exquisito Moriles de su cosecha.

Trackers: Luis, Pepe, Juli, Manuel, Miguel y el que suscribe.

JoseA Espejo

 

ruta

Quieres ser el primero en recibir buenos post

¡suscribete!

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra política de cookies.