Lomas del Cucadero

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on telegram
lomas del cucadero albayate
Subbética

José Aumente Rubio

 Lomas del Cucadero

Hasta los años 60, las sierras prieguenses se encontraban habitadas por las capas sociales más deprimidas, y prueba de ello son el gran número de cortijos derruidos que todavía podemos encontrar. Estas familias mantenían un modo de vida autosuficiente, basado en la ganadería, el cultivo de cereales, leguminosas y la caza.

En estas zonas pedregosas, las actividades agrícolas requerían de una fuerte mano de obra que, en primer lugar, cortara el encinar, después despedregara la zona manualmente y acumulara las piedras en el mismo lugar, en los denominados majanos, y, posteriormente, con ayuda del mulo, labrara la tierra y sembrara el trigo con los que después en los hornos que construían en sus casas fabricaban el pan.

Estos pequeños cortijos se construían cercanos a fuentes de agua o nacimientos de pequeños arroyos que eran aprovechados para sembrar alguna hortaliza. Pasado el tiempo, llegó el despoblamiento del campo y grandes extensiones de sierra, antaño cultivadas, quedaron abandonadas, constituyendo praderas de montaña que se sumaron a las propias de los lugares más altos, constituyendo un interesante biotopo de las sierras prieguenses.

Cuando las alambradas no impedían subir a lo más alto de la sierra de Albayate, a lugares casi inhóspitos, como La Llanás o al collado de Dios, un extraño sentimiento nos invadía al observar los restos de casas y cortijos que tiempos atrás constituyeron los hogares de familias campesinas. Llegábamos a estos parajes a través de………………..

Quieres ser el primero en recibir buenos post

¡suscribete!

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra política de cookies.