Sierra Leones II

Priego. Lo abrupto del relieve ha limitado los posibles usos de este paraje, configurándose como una extraña isla de vegetación natural, último refugio de una fauna también acosada

sierra leones 2

       Desde un punto de vista geológico, en Sierra Leones predominan las dolomías triásicas y calizas jurásicas con margas y margocalizas. Presenta un relieve escarpado, con profusión de agujas y crestones, resultado precisamente de la disolución de esas calizas y dolomías. Lo abrupto del relieve, así como los frecuentes afloramientos rocosos, han limitado los posibles usos de esta sierra, configurándose como una extraña isla de vegetación natural en medio de las lomas cuadriculadas de olivos, último refugio de una fauna también acosada.

Proponemos un recorrido en bucle que se adentra por los entresijos de esta montaña y nos permitirá conocer sus extraordinarios valores naturales. Desde Priego de Córdoba podemos realizar la aproximación por la carretera CO-8209, que conduce a Fuente Alhama. En el kilómetro 1,5, aproximadamente, surge a mano derecha una pista que asciende hasta el collado que separa el Cerrillo Carpintero del espolón más meridional de Sierra Leones, conocida como camino de la cuesta de la Hoz. En Cerrillo Carpintero, que va a quedar a nuestra derecha, se localizan restos de fortificaciones de época ibérica. La cumbre está defendida por algunos tramos de muralla realizada con bloques ciclópeos y se encuentran restos de cerámica común ibérica, también presentes en la cueva que existe en su ladera oeste.

A unos 500 metros, el camino se bifurca. Debemos continuar por el ramal de la izquierda, ya que por el de la derecha, siguiendo el camino de la cuesta de la Hoz, será por donde regresemos. El camino bordea por su flanco occidental Sierra Leones, entre olivos, y ofrece buenas vistas de Sierra Alcaide y las blancas aldeas que se recuestan a sus pies, como Zagrilla Alta y Baja y el Esparragal. Dejaremos un primer desvío a la derecha y luego otro a la izquierda, que conduce a la casa de la Viuda de Arjona, tal como figura en los mapas topográficos. Los bordes del camino empiezan a poblarse de pequeños pies de encinas y matorral de coscoja, matagallo, lentisco, tojo y jara blanca.

Cuando el camino comience a descender hacia una casa con tejado rojizo que parece de nueva construcción, debemos tomar un ramal a nuestra derecha, que sube hacia la sierra por un olivar que trepa y se introduce como una cuña entre el espeso matorral. Después de atravesar un manchón de monte bajo llegaremos a un pequeño olivar instalado en un rellano de la sierra, rodeado por completo de encinares. El llamativo color rojizo del suelo nos indica que su origen está en la disolución de la roca caliza, quedando como residuo estas arcillas de descalcificación. Junto a una higuera, las exiguas ruinas de un cortijo denotan un aprovechamiento antiguo de este pequeño recinto de suelos más profundos y fértiles, en un entorno donde predominan peñascales y breña.

El camino prosigue por un cordón de olivos que se adentra entre el matorral, hasta que de nuevo el olivar se abra en otro recinto más amplio, llegando a una nueva bifurcación. Debemos tomar el ramal de la izquierda, adentrándonos por un pasillo despejado de monte y cubierto de pasto, que probablemente se deba a un antiguo aprovechamiento agrícola. Al lado del camino, sobre una de las piedras que rodean un profundo agujero, se acumulan unas heces de aspecto inconfundible, que nos revelan de que son las ginetas las que dormitan en el interior de dicha guarida. Llegamos a un nuevo cruce.

Por el camino de la izquierda se descendería hasta la aldea de El Tarajal. Por el de la derecha se llega a unas dolinas de hundimiento, cuyo origen, probablemente, se deba al desplome del techo de una antigua caverna. Las rodeamos hasta su borde septentrional, para subir al collado situado al norte, en dirección a los restos del núcleo de población andalusí del que hablamos la semana pasada, y contemplar la panorámica que desde allí se domina: a nuestros pies, la aldea del Tarajal y el cañón que forma el río Salado entre Sierra Leones y sierra de Gata; se distinguen varios torreones, como el de Esparragal, Torre Alhama, Barcas, torre Alta, y torre del Morchón; hacia el noreste se divisa la aldea de El Cañuelo y, por detrás, la Sierra Ahillos, ya en Alcaudete; hacia el este se contempla el cañón de las Angosturas y la sierra de los Judíos; Y hacia el sur, asomando a la derecha de los crestones de Sierra Leones, vemos Carcabuey, y las sierras que lo rodean: Puerto Escaño, Polllos, etcétera.

Orquídeas en el camino

Descendemos por un estrecho sendero para colarnos en el interior de esas dolinas dobles. Una espesa vegetación se ha adueñado de estos tremendos agujeros. Entre encinas, higueras, cornicabras y majuelos se distinguen viejos pies de olivo y antiguos muros y acúmulos de piedra, que denotan un aprovechamiento agrario ya lejano. Sorprende la cantidad de orquídeas que crecen en el fondo de las dolinas. Visité el lugar en el pasado mes de mayo, y aún podían verse bastantes, muy ajadas ya y de difícil identificación, aunque pude reconocer algunas especies, como la inconfundible y abundante orquídea amarilla (‘Ophrys lutea’) y la más rara orquídea del ahorcado (‘Aceras anthropophorum’).

El sendero continúa saliéndose de las dolinas y ascendiendo al pie de los crestones dispuestos a lo largo del espinazo de la sierra, buscando un collado que nos permita acceder a la otra vertiente de la sierra. A nuestra derecha se distingue otra dolina, el barranquillo redondo, una pequeña depresión donde se ha instalado un olivar. Por encima y detrás, se sitúa la cueva del Higuerón, interesante cavidad de 232 metros de recorrido y 34 de profundidad, situada en la cota 776 metros.

El sendero desciende hasta el borde de un olivar, entre retamas y esparto, hasta unirse con el camino de la cuesta de la Hoz por donde saldremos de nuevo al collado del Cerrillo Carpintero, pasando por el viejo caserío de Martín, cerrando de este modo el bucle. Este último tramo ofrece buenas vistas de la ciudad de Priego de Córdoba.

JOSÉ AUMENTE RUBIO

cañada del hornillo

Cañada del hornillo

Click Aqui
las angosturas

Las Angosturas

Click Aqui
Torre Espartal

Torre del Espartal

Click Aqui
Pata Mahoma

Pata de Mahoma

Click Aqui
ucles

Torre de Uclés

Click Aqui

Por José A. Espejo

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter

Magazine Senderista

Deja un comentario

veinte − nueve =

Download Premium Magento Themes Free | download premium wordpress themes free | giay nam dep | giay luoi nam | giay nam cong so | giay cao got nu | giay the thao nu

¡venga!

Animate a recibir buenos post

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra política de cookies.